La madrugada, momento perfecto para escuchar las voces de la conciencias, mientras tu alma descansa separada del cuerpo físico, flotando a millones de kilómetros de distancia entre mi espacio y el tuyo. ¿Que te hace regresar a este mundo? será que a lo lejos escuchas las tenues olas del mar, repitiendo en necesidad tu nombre.

Estas ahí, ahí estas, entre luz y oscuridad, guiándote por mi olor y yo por el reflejo de tu piel, tocando tus dedos, transformándome en perfección, compartiendo nuestras experiencias, mientras el sonido de la noche me sigue hablando y vuelvo a mi sillón en la realidad y ya no estas. Pero tu presencia sigue ahí, entre todos, entre nadie, pero eres mas que eso eres tu.

Jackie Batista…