Los túneles sensoriales abren sus puertas dimensionales coleccionando miles de historias agrietadas por el salitre del mar, entrando por mis pulmones convirtiéndose en una sensación que hiere mi espíritu exhalándola a los diferentes mundos incompresible y difícil de entender, las ciudades son las mismas. Las personas se desconocen, ya nada parece igual y no puedo encontrar mi apellido, donde esta la verdadera esencia o la rutina nos utiliza a su antojo cada día? Donde voló tu verdadera esencia, la dejaste perder en el pantano de los nunca Jamás.

Te siento enredado en mi piel, una mezcla de olores expide tu cuerpo y mi boca te busca por cada uno de los rincones anatómicos y el sabor es agridulce y exótico a la vez.


Caminamos entre todos, entre nadie, que nos distingue? Espero que estas almas sepan buscar sus rumbos y no perderse mas entre historias inexorable e inexistente.

Los espacios físicos están, hasta que la muerte los reclame, los elementos naturales nos dará su retoño diario, las necesidades humanas obligatorias darán paso a un nuevo día de respiración.

En otra vida mirare tus ojos y te reconoceré.


Jackie Batista…