Santo Domingo 26 de Nov. 2006

Querida prima:

Recuerdo como hoy, hace ya mas de 5 años que me pediste prestado mi super nintendo, para jugar una noche con tu novio, y que si tenia cintas que tambien te la prestara, en ese tiempo, ya no estaba de moda el super nintendo pero si estaba el playstation, y accedi a cedertelo con la condicion de que me lo devolvieras, pero por lo que veo no fue asi, aprovecho para decirte, que todavia no se me ha olvidado esa vez que lo saque de mi closet, lo limpie, y te lo di en tus manos, y tambien que tenias amores, con un novio que era o es un baboso, que hablaba de poner una compañia de compra de pilas por que segun el tenia una teoria de que las pilas tienen un cierto gramo de material nuclear que se lo podiamos vender a japon, al fin y al cabo todo fue disparates para lavarnos el cerebro y hacernos saber que eras todo un erudito en el area.

Prima, ahora que estas en los estados unidos, y que estas como indocumentada, y sin papeles, esperando a que te salga la famosa residencia y trabajando como cajera, sigo sin entender para que fue el titulo que te dio la universidad, acaso crees que nuestro pais no tiene futuro, pues estas totalmente confundida, y personas como tu estan en la que estan hoy en dia pasando trabajo.

Aprovecho para decirte que, eres toda una descarada, todavia te atreves a llamar a mi casa a preguntar por mis padres, y para mas el colmo, que ellos sabe lo que me hiciste, Ladrona!

Ya han pasado un buen tiempo, y te escribo para decirte que ya no me interesa que me lo devuelvas, al contrario, ese aparato esta desfazado y de seguro que ni lo tienes en la peque~a habitacion donde duermes, pero ya que trabajas y que “supuestamente vives bien”, te pido que me regales un PS3, o por que no un nintendo WII, o un PSP, o si no es mucho pedir un gameboy DS lite.

Recuerdame, por que a mi nunca se me va a olvidar de lo que me hiciste, Ladrona.

Saludos

Jose.