Esta historia fue basada en hechos reales, contada por Vidal, vecino mio y que se crio en Elias Piña:

Cuenta la leyenda, de un señor de no mas de 40 años, el cual vivia en Elias Piña, que sabia y conocia de brujas, el cual se percato de todas las mañanas y todos los medios dias, pasaban dos palomas que se burlaban o se reian del señor, el al otro dia preparo un circulo con tiza y le echo un poco de ron por el borde, prendido en candela esperando la hora justa para que caigan en la trampa, junto con unas oraciones y alabanzas con una biblia en mano, bajaron y calleron como toda ley de la gravedad, transformandose de palomas a brujas.

Ahora me van a decir de donde son ustedes o si no no las suelto y amanecemos aqui!? le decia el se~or, ellas eran dos una india y una morena pelo negro largo, que no se le veia casimente la cara, y andaba vestida con unas batas blancas muy deslumbrant34 – Una de ellas le respondio nosotras somos de Puerto Plata. Y el le dijo Ahh mira que bien y que hacen ustedes por aqui?!! – Ella le dijo que le buscara una auyama y que la partiera por la mitad, el se la busco y no se la partio, y se nego a partirsela, el se la dio para que la partieran ella y cuando la partio la auyama estaba vacia, no habia auyama como tal, ella le dijo asi es que yo dejo a los niños, vacios suplico con mucha astucia.

– El sabia que no habia forma de soltarlas, al menos que …. le dieran dinero.. y le dijo mira necesito unos 30 mil pesos … y asi mismo una de ellas metio su mano en un bolsillo escondido y saco un bulto con unas papeletas de 2mil… ya eran las 5ymedia de la mañana cuando el señor que en su patio habia tenido acorralada a las brujas y en un breve descuido…

Pufff, desaparecieron.. y no se volvieron por esos lados..