Resulta que hoy fui a depositar mi renuncia, ya que donde estaba trabajanado, no presentaba las condiciones necesarias y que no iban de acuerdo a las mias, en si fue por el polvo, trabajaba en una constructora.

Yo llame a mi jefe, hoy temprano y le dije las razones, mas bien iguales a la de la carta:

“Le escribo para informarle que por razones de salud no podre continuar laborando en la empresa, ya que sufro de pituita y el polvo que ronda por la empresa a causa de los camiones me ha afectado rotundamente.

Le doy las gracias por haberme permitido entrar a tan distinguida empresa.”

El se queda como en shock.. y me dice que me devolvia la llamada.

Entonces al parecer va donde el amigo mio que me dio la recomendacion y le dice pero oyeme ni que “delicado” es tu amigo.

Ahora estoy con una tos y una gripe, gracias a mi delicadeza lol… y yo nada mas pienso? Y entonces? “Dimelo en la cara?”…blah ya no me interesa