Legal que asi fue, les cuento uno de esos lunes cuando esta lloviendo y uno ve al vecino de al frente, muy buena onda por cierto, cuando llegaron el primer dia se presentaron y de todo, en un apuro por que su carro no le queria prender, su familia dicho sea de paso es mormona y gringa, recuerdo como hoy, su peque~o hijo que salia todas las tardes a montar bicicletas o patines despues que llegaba del carol morgan, bueno el caso es que ese lunes estaba lloviendo y la guagua o mini bus, que utilizaban se le habia quedado por baterias, y el se~or fue cortesmente a tocarle la puerta donde mis papas, yo en eso me estaba ba~ando para ir a la universidad, mi papa abrio la puertas y hablaron y el gringo le dijo que si le podia prestar el carro por que el del se le habia da~ado, bueno pues al fin mi papa decide prestarle el carro ( en ese tiempo era el nissan, el que yo usaba y mi hermana tambien) pero resulta que el carro estaba corto de gasolina, casi en echame estaba.

Al medio dia, llego de la uni y le pregunto a mi papa por el carro y el me dice ahi esta, en la tarde cuando fui a prender el carro para ir al gimnasio el carro estaba hasta el tope de gasolina, yo me desmonte y se lo dije a mi papa, fuimos y le dijimos que no hacia falta que estaba bien, que cuanto era que el le habia echado para que se los devolvamos, y el se~or a mucha honra nos dijo que dejaran eso, que no se preocuparan por eso…

Despues varios meses, me entere que se mudaron a un apartamento y mas nunca volvi a saber del vecino buen samaritano…

Y hasta ese dia mi carro volvio a ver la aguja con el tanque lleno!! ehehe