Viernes por la noche casi las doce de la noche, camino a la zona colonial, carro de gasoil, casi en “echame” (o mejor dicho sin gasoil), nos paramos en la bomba y le vociamos al bombero, echame 30 de gasoil,