Recuerdo como hoy, cuando estaba en el colegio, que nos mandaban a explicar, y cuando le tocaba a Raul, nunca pudo exponer en publico, siempre cuando se paraba lloraba, y nosotros nunca supimos el por que del asunto o problema, en clase siempre fue muy callado, no acostumbraba a hablar en grupo, y sus amigos eran muy reducidos, su vida social fue muy reducida, las reuniones en vano con las psicologas del colegio fueron excusas para perder clase, al pasar de los años, Raul se gradua en contabilidad Intec con notas excelentes, y consigue una beca para irse a estudiar a Madrid, un nuevo continente donde tubo que enfrentar un problema que desde niño se habia adaptado, tenia esa carga encima de por medio.

Pues hace dias que en su facebook publico una nota, en la que logro salir del gran problema que siempre habia tenido, el problema de la timidez, un problema que habia tenido desde hace años, y que nosotros fuimos participes.

Les Anexo la nota:

La verdad es que vivi muchos de mis primeros años, tal vez de mis segundos y de mis terceros, como una especie de sordomudo.
En vez de acercarme a las muchachas, a sabiendas de que tartamudearía o enrojecería delante de ellas, preferia pasarles de perfil y alejarme mostrando un desinterés que estaba muy lejos de sentir. Todas son un gran misterio para mí. Yo hubiera querido morir abrasado en esa hoguera secreta, ahogarme en ese pozo de enigmática profundidad, pero no me atrevi a tirarme al fuego o al agua. Y como no encontré a nadie que me de un empujón, paso por las orillas de la fascinación, sin mirar siquiera, y mucho menos sonreír.
Lo mismo sucedia con los adultos. Yo escuchaba las conversaciones en mesa de mi padre. Pero, al día siguiente, si tropezaba en la calle con los que habían comido la noche anterior en mi casa, no me atrevía a saludarlos, y hasta cambiaba de vereda para esquivar el mal rato.
La timidez es una condición extraña del alma, una categoría, una dimensión que se abre hacia la soledad. También es un sufrimiento inseparable, como si se tienen dos epidermis, y la segunda piel interior se irrita y se contrae ante la vida. Entre las estructuraciones del hombre, esta calidad o este daño son parte de la aleación que va fundamentando, en una larga circunstancia, la perpetuidad del ser
Mi lluviosa torpeza, mi ensimismamiento prolongado duró más de lo necesario. Adquirí lentamente amigos y amigas. Mientras menos importancia me concedian, más fácilmente les daba mi amistad.
Nunca tuve curiosidad por el género humano. No puedo llegar a conocer a todas las personas de este mundo.

Fragmento de “La Timidez” de Pablo Neruda
Al parecer Neruda supero la timidez

Exitos Para ti Raul!! Espero que sigas asi !! Y que cualquier cosa puedes contar conmigo..