En América Latina las tradiciones navideñas se han heredado en gran parte de las españolas, aunque algunos pueblos han ido introduciendo variantes anglosajonas en ocasiones, otras, propias, que las convertido en algunos casos en unas Navidades especiales como podremos ver más adelante.

Via ASINBE



ARGENTINA

Las navidades se celebran con la familia y amigos.

En Nochebuena se reúne la familia a cenar y justo a las 12 en punto se abren los regalos que se encuentran bajo el árbol; para las mujeres siempre hay entre los regalos ropa interior de color rosa para estrenar en Año Nuevo, pues dicen que da buena suerte.

BOLIVIA

A primeros de diciembre se adorna la cuidad con luces, guirnaldas, Nacimientos y árboles de Navidad.

Llegado el día 24 a los niños se les deja dormir hasta las 23:00 horas para esperar la Nochebuena al lado de sus padres. A las 00:00 horas se brinda deseando la paz a todos y da comienzo la cena, cuyo plato estrella es la “picana”; especie de caldo un poco picante y con algo de dulce.

BRASIL

A primeros de diciembre las casas se adornan con árboles de Navidad.

Aquí la cena navideña está presidida por un “Papai Noel” con pantalones cortos y bien bronceado y está compuesta por platos variados que cada comensal ha aportado. Se realiza puntualmente a las 00:00 horas de la “Véspera do Natal”, tras abrir los regalos que “Papai Noel” trae en mano. Por norma general, un miembro de la familia se viste para los más pequeños; en el caso de las familias acomodadas los Papai Noel son personas contratadas en las calles comerciales para tal fin.

En Nochevieja los fuegos artificiales en las playas son los protagonistas. En Copacabana las “Filhas do Santo” (sacerdotisas africanas) encienden velas y lanzan al mar pequeños barcos llenos de flores y regalos. Si la marea se los lleva, es un buen presagio, ya que significa que Yemanjá, Diosa de los Mares, bendice el Año Nuevo.

CANADA

Los esquimales celebran un gran festival de invierno al que llaman Sinck Tuck, que consiste en una fiesta con bailes y regalos.

En la Península de El Labrador, se guardan nabos desde el verano para dárselos a los niños con una vela metida en un agujero hecho en el nabo.

En Nueva Escocia cada mañana de Navidad se cantan canciones y villancicos de origen bretón y vasco llevadas hace dos siglos.

CHILE

En Adviento se adornan las casas con el árbol de Navidad y se monta el Nacimiento en familia.

El 24 de diciembre se acostumbra a ir a las 6:00 de la tarde a la Misa del Gallo, a las 12 en punto se cena en familia. Al día siguiente se abren los regalos que ha dejado el Viejito Pascuero (Papá Noel).

La temporada navideña termina el 6 de enero con la Epifanía. No hay ningún acto en especial, sin embargo, ese día es llamado “La Pascua de los Negros”, en honor a uno de los Reyes Magos que vino del Africa.

COLOMBIA (Colaboración especial de Néstor Fuentes)

Los colombianos tienen cuatro días especiales dentro de la festividades navideñas, el 24 y 31, como en todos los países hispanos y, además, el 8 y 28 de diciembre.

El 8 de diciembre es el día de las velitas. Se celebra la Anunciación del arcángel San Gabriel a María. Se colocan velas en las ventanas de las casas, convirtiendo las ciudades en un espectáculo impresionante. En la población de Quimbaya, en el Quindio, se cierran las calles a los vehículos y adornan el pueblo con obras de arte hechas sólo con velas.

Como en toda Latinoamérica la Nochebuena es una celebración familiar. Las casas están adornadas con guirnaldas y el árbol de Navidad. Además del pesebre, junto al cual se ha rezado la Novena de Aguinaldos los nueve días anteriores a Navidad, al son de villancicos. A las 00:00 horas se detiene la fiesta y se hace la entrega de regalos para después seguir con el gran banquete.

Suele escribirse una carta al Niño Dios con todas las peticiones para ese año. Esta carta se pone en el pesebre, del que posteriormente desaparece porque el Niño se la lleva. Los regalos, por tanto, los trae el Niño Dios la noche del 24 y los deja a los pies de la cama para que los pequeños los descubran a la mañana siguiente o incluso los esconde para que los busquen.

COSTA RICA

Se celebra la Navidad desde el 1 de diciembre al 2 de febrero. El último día se celebra el Rito de Purificación de la Virgen, la conmemoración de la presentación del Niño al Templo y el día del Candelero, en honor a los primeros cristianos que celebraron cuarenta días el nacimiento de Jesús.

La mañana del 25 de diciembre toda la familia se congrega alrededor del árbol para intercambiarse los regalos.

El 26 de diciembre, día de San Esteban, se efectúa el Tope. Un desfile de caballos, carrozas y volantas con los mejores ejemplares equinos.

CUBA

Tras la revolución de 1959, las restricciones políticas han impedido la celebración de la Navidad. Sin embargo, desde hace algunos años, poco a poco, dichas restricciones han ido desapareciendo y muchos cubanos tienen sus propias tradiciones.

Una de las tradiciones recuperadas es el pesebre en los hogares, así como el árbol de Navidad y la cena de Nochebuena antes de abrir los regalos.

La fiesta más popular es la del 6 de enero con la llegada de los Reyes Magos.

ECUADOR

En los primeros días de diciembre se reúne toda la familia para adornar el árbol y montar el Nacimiento todos juntos.

El 15 de diciembre comienza la Novena. Suelen reunirse todos (vecinos, amigos y familiares) en una casa; Se canta, recitan poesías por la venida del Niño Jesús, se quema incienso y se toma chocolate con galletas.

El 24 a las 00:00 horas, cuando toda la familia está reunida se da comienzo a la cena y en la mañana del 25 de diciembre toda la familia se congrega alrededor del árbol para intercambiarse los regalos.

El 26 de diciembre, día de San Esteban, se efectúa el Tope. Un desfile de caballos, carrozas y volantas con los mejores ejemplares equinos.

En Nochevieja se hacen muñecos con trapos y papel de periódico y se les ponen caretas que representen a quienes se quiere quemar en ese año, para que al siguiente sea mejor. El muñeco está repleto de petardos. En la mayoría de las poblaciones se hacen concursos con estos muñecos. La selección del mejor se hace el 31 de diciembre.

EL SALVADOR (Colaboración especial de Berta Heins)

Antes del 24 de diciembre se organizan pastorelas y posadas en las que los personajes son María y José. Desde las primeras semanas, las plazas y las calles se llenan de las ventas de pólvora y luces de fantasía que se utilizarán en Nochebuena y Nochevieja. En ambas fechas, y desde temprano por la tarde, niños y adultos se reúnen a la entrada de sus hogares y celebran con los juegos pirotécnicos.

En casa se prepara la cena navideña. Entrada la noche rompe el baile, hasta que se acercan las doce campanadas. Cuando se escucha el último repique, todos los presentes se abrazan deseándose bendiciones del Niño Dios, que hasta esa hora no es colocado en el pesebre que está bajo el árbol de Navidad. Pero antes el miembro más adulto de la familia, bendice la frente de los invitados con la imagen del niño. Después se procede a intercambiar y abrir los regalos, para luego cenar.

La dinámica en la noche de Fin de Año es la misma: reuniones en casa de familiares para bailar y compartir la cena, muy similar a la de Nochebuena. A las doce de la noche se realizan varios “rituales”. Algunos tiran debajo de su cama tres naranjas, una sin pelar, otra a medio pelar y una pelada totalmente, luego se agachan y recogen una con los ojos cerrados. Si les sale la que está sin pelar, será un año prospero, pero si toman la que no tiene nada de cáscara, es señal que no será un buen año. También se comen doce uvas, una por cada mes del año.

ESTADOS UNIDOS

Las tradiciones navideñas de un Estado a otro varían dependiendo, en gran parte, de la etnia predominante en la región. Así, por ejemplo, en Pensilvania se suele construir un paisaje bajo el árbol de Navidad al que llaman Puts.

En los Estados del Sur se dispara al aire para saludar a los vecinos lejanos.

En Alaska se va de casa en casa con una estrella ensartada en un palo, a la que le siguen los Hombres de Herodes para capturarla. En las puertas de las casas coloniales se suele poner una piña en la entrada como símbolo de hospitalidad.

GUATEMALA

Las fiestas se inician el 7 de diciembre con la “Quema del Diablo”; consiste en rebuscar entre los trastos que no se utilizan y montar una fogata para representar así que “sacan” al maligno de su casa. Al día siguiente se celebra la Inmaculada que con música por las calles rinden homenaje a la Virgen.

El 12 de diciembre, se viste a los niños con los trajes típicos y son presentados a la Virgen de Guadalupe.

A partir del 16 las imágenes de José y María tocan a las puertas de diferentes hogares simulando pedir posada. Estas imágenes se quedan por una noche en cada casa. Al final de la posada se sirve un pequeño aperitivo a quienes la han acompañado.

Se construyen belenes, se adornan las casas y calles con guirnaldas, luces y adornos típicos.

Tras el 25 de diciembre hay varias tradiciones que los guatemaltecos siguen practicando de antaño. Una de ellas es el “Robo del Niño”. Un familiar o amigo extrae del pesebre la imagen del Niño sin que el anfitrión se entere. Cuando éste se da cuenta del robo debe esperar a que el ladrón de señales de que tiene en su poder la imagen y la devuelva, lo que se celebra con una fiesta.

HAITI

El 24 de diciembre se celebra la gran cena en la que se reúne toda la familia en una casa.

El 25 se reciben los regalos.

En fin de año se celebra también en familia, aunque después de la cena se acude también a clubes y locales de fiesta.

HONDURAS

La temporada de Navidad se inicia oficialmente el 24 de diciembre con la aparición del “Warini”, nombre con el que se conoce al heraldo de la Navidad. Este personaje danza de casa en casa cubierto con una máscara y acompañado de cantantes y dos tamborileros. La próxima vez que se le ve danzar es el 6 de enero, marcando el final de la temporada navideña.

En los hogares se celebran las posadas. Doce días antes del 24 de diciembre. La familia anfitriona recibe a quienes participan de las posadas con una cena que incluye las tradicionales galletas y el “ponche infernal”.

MEXICO (Colaboración especial de Alejandro Rey)

La tradición de las festividades navideñas en México se inicia en el siglo XVI, unos años después de la llegada de los españoles. Los primeros evangelizadores se empeñaron en la conquista espiritual aprovechando el gusto de los indígenas por el espectáculo y la riqueza visual de las celebraciones. De tal suerte que las posadas, las pastorelas, los villancicos, los nacimientos, las piñatas y hasta la flor de nochebuena son aspectos de la Navidad Mexicana surgidas de un proceso de sincretismo y mestizaje cultural.

El origen de “Las Posadas” -festejos que se celebran del 16 al 24 de diciembre- parece hallarse en el convento de San Agustín de Acolman, en donde los monjes agustinos aprovechaban la coincidencia de las fechas cristianas y las de los ritos de los aztecas, quienes festejaban el nacimiento de su máxima deidad, el dios Huitzilopochtli.

Las posadas representan el peregrinar de María y José desde la ciudad de Nazaret a Belén, recorrido que duraría 9 días. Los participantes se dividen en dos grupos; unos pocos en el interior de la vivienda juegan el papel de los caseros, mientras que la mayoría -en el exterior- forma una fila encabezada por los que “cargan a los peregrinos” y caminan en procesión por los corredores, con velas y luces de bengala.

NICARAGUA

El 7 de diciembre, a las 6 en punto de la tarde, un grito común en las diferentes catedrales, iglesias y parroquias inunda toda Nicaragua. Se trata de “La Gritería”. Al grito de: ¡¿Quién causa tanta alegría?!, la respuesta es multitudinaria ¡La Concepción de María!. La pólvora, en forma de petardos o cohetes explota por doquier. Lo mismo se repite a las 12 de la noche.

Con La Gritería se festeja a la Virgen María. Se realiza la víspera del día oficial, durante el cual se agradece por milagros recibidos. La gente que desea corresponder a la Virgen coloca altares con adornos y luces en sus casas, en lugares donde puedan ser apreciados desde la calle.

La gente se mueve en grupos por la calle, de altar en altar “gritándole” (cantándole) a la Virgen.

El 24 de diciembre las casas se encuentran ya adornadas con el “pino navideño” y el pesebre. Se reúne la familia a cenar y se manda a dormir a los pequeños, a los que despertarán pasadas las 12, momento en el que llegó “Santa!” (Papá Noel) para dejar sus regalos.

Hay familias que prefieren pedir al Niño Dios sus regalos, igualmente son abiertos a las 12 de la noche, momento en que según la tradición, se produjo el nacimiento.

La cena da comienzo tras la apertura de regalos los “abrazos navideños” y el brindis.

Como en muchos países sudamericanos se tiene la costumbre de “quemar el Año Viejo” cuando llega la medianoche del 31 de diciembre.

PANAMA

La Adoración al Niño dio inició a una tradición, desde hace unos 30 años, en una calle del popular barrio de San Francisco de la Caleta, donde por iniciativa de los propietarios se decoraban las fachadas de las casas con los mas diversos motivos navideños. Con el transcurso del tiempo la Alcaldía de Panamá re-bautizó dicha calle con el nombre de Belén.

Como parte de la más autóctona tradición están Las Posadas. Se pueden definir como una evolución del antiguo villancico español pero con una alta influencia indígena y criolla. Las Posadas se inician el 16 y terminan el 24 de diciembre. Cada barriada organiza su Posada escogiendo nueve casas, una para cada día. Cada anfitrión recibe a los músicos quienes son acompañados por otros adoradores que los acompañan entonando canciones y ritmos muy alegres evidentemente étnicos y siempre referentes al nacimiento del Niño Jesús, obviamente por respeto no se trata de música bailable. Se ofrecen refrescos y dulces, nunca bebidas alcohólicas. Cada casa debe contar con un Nacimiento y con una figura del Niño Jesús, a quien le rinden culto.

Año Nuevo es fiesta, visitar a los amigos y familiares, fuegos artificiales y amanecer bailando. El Día de Reyes es para los niños, se les ponen dulces en las chancletas o a los pies de la cama y a veces uno que otro regalito.

PARAGUAY

Como adorno tradicional usan el pesebre que montan en cada hogar. Para perfumarlo utilizan la flor del cocotero que tiene una fragancia muy dulce.

Los niños recorren las casas visitando los pesebres y cantando villancicos a cambio de golosinas.

Los paraguayos cenan en familia después de asistir a la Misa del Gallo.

Como anécdota, contar que en Paraguay se “lucha” por eliminar de las tradiciones la figura de Papá Noel; la profesora y floklorista Rosalba Denis, dio inicio a la campaña del “Karai Bosa” o Señor de la Bolsa, quien según cuenta la leyenda, tenía como costumbre llevarse a los niños pequeños, pero que ahora Dios para su redención le encomendó que en la Nochebuena y la mañana de Navidad deje regalitos a los niños buenos. El Señor de la Bolsa vestido de forma típica. La idea en principio no fue bien aceptada, aunque poco a poco se van uniendo más familias a celebrar con el Karai Bosa.

PERU

La medianoche del 24 se acostumbra a colocar al Niño en el pesebre, indicando el momento de su nacimiento; se abren los regalos y se da comienzo a la cena, que tradicionalmente suele ser pavo al horno. En la mañana del 25 para desayunar suelen tomar chocolate caliente con panetón.

Por las calles es difícil caminar pues en muchas localidades las aceras se encuentran repletas de vendedores ambulantes.

En Nochevieja la pólvora es la reina de los festejos. Atienden a numerosas supersticiones que han de realizar para que el Año Nuevo sea bueno. Entre las más comunes es el llevar ropa interior de color amarillo o realizar la quema del muñeco, para que las malas vibraciones del año que ya pasó se alejen; normalmente este muñeco está confeccionado de trapos y relleno de papeles de periódico.

En el poblado andino de San Pablo, la fiesta de Reyes tiene una característica muy singular. Los Reyes Magos no se llaman Melchor, Gaspar y Baltasar, sino Inkarri, Mistirri y Negrorri (Rey Inca, Rey Mestizo y Rey Negro), y los tres compiten en una carrera a caballo. Dependiendo de quien gane se decide el futuro de la región para el siguiente año:

*

Si gana Inkarri, que representa a los valles del Cusco, será un buen año para las cosechas.
*

Si gana Mistirri, la región que se beneficiará será la altiplánica (por encima de los 4000 metros), zona ganadera por excelencia, donde la cría es de llamas y alpacas.
*

Si gana Negrorri, habrá escasez en las dos regiones, pero curiosamente no faltará el dinero.

PUERTO RICO

Se acostumbra a poner el árbol de Navidad adornado con luces; ir a Misa del Gallo y cenar la familia unida. En la Misa los niños son vestidos de pastores, la Virgen María, San José, el Niño y los Reyes Magos para representar el Nacimiento.

El día de Pascuas (25 de diciembre) los regalos aparecen bajo el árbol, supuestamente dejados por Santa Claus.

El 31 de diciembre familiares y amigos se reúnen en una casa, donde se baila, se come, se canta y se bebe. A las 12 de la noche, cuando suenan las campanadas se brinda por la esperanza de que sea un año mejor que el que se fue. La tradición principal de esta noche son “las parrandas o asaltos”, en las que la gente invade las casas de los amigos llegando sin avisar para sorprender a sus seres queridos. En esta fiesta, que dura hasta la salida del sol, se cantan villancicos, comen asopado de pollo y beben pitorro.

Algunas familias comen las 12 uvas, que simbolizan los doce deseos que piden al año nuevo. Otros acostumbran a tirar agua a la calle simbolizando todo lo malo del año ya pasado.

REPUBLICA DOMINICANA (Colaboración especial de Mirta Vasques)

En noviembre comienzan los preparativos adornando calles, comercios y hogares con los típicos adornos navideños además del Nacimiento que es el principal adorno en las casas, así como en las iglesias. A diferencia del resto de los países latinoamericanos, la figura del Niño se pone desde el momento en que termina de montarse el Nacimiento.

Con respecto a los regalos navideños cada región de la isla tiene sus costumbres,

Al norte, en la zona de Cibao, los regalos son dejados por el Niño Jesús la noche del 24 de diciembre y son abiertos a la mañana siguiente.

En Santo Domingo son los Reyes Magos el 6 de enero los protagonistas. Los niños preparan la carta con sus peticiones y obsequian con cigarros a los Reyes y hierbas y agua a los camellos. Todo ello lo colocan bajo su cama con la esperanza de recibir un buen regalo.

Santa Claus comienza a dejar regalos en algunas casas.

Y en los hogares pobres, donde la economía no ha permitido que se dejaran regalos y con el fin de que los más pequeños se sientan castigados injustamente por haberse portado mal, “La Vieja Belén” les deja algún detalle al día siguiente de Reyes.

“Los Angelitos” es otra tradición típica dominicana, es parecido a lo que en España llamamos “Amigo Invisible”. Desde primeros de diciembre hasta el día 23 en los barrios, empresas, escuelas, etc. se celebran “Los Angelitos” o intercambios. Se escriben todos los nombres de los participantes y son distribuidos de forma aleatoria y en secreto. Cada uno será el angelito de otro y en secreto le dejará un regalito diario, semanal o según el plazo establecido, así hasta la celebración de una fiesta final en la que se revela la identidad del angelito.

Existen otras tradiciones curiosas en cada una de las regiones, merecen destacar la que se realiza en San Pedro de Macorís; una docena de personas se visten con trajes coloridos y vistosos. Los colores amarillo, rojo y verde se complementan con espejos, plumas y curiosos sombreros. Látigo en mano representan una especie de lucha y realizan bailes al ritmo de sonidos afroantillanos y pitos. Se celebra el 25 de diciembre y sus orígenes se remontan al siglo pasado y la presencia de los “cocolos”, descendientes de esclavos liberados de las antillas inglesas.

Parecida es la tradición que se mantiene en Samaná; aquí un grupo de lugareños forman “La Parranda de los Pollos” y salen cantando por las calles, eligiendo incluso un rey y una reina de las parrandas.

URUGUAY

La cena de Nochebuena se hace en dos partes. Primeramente una picadita alrededor de las 10 de la noche consistente en fiambres, queso, cordero y lechón a la brasa. A la medianoche se brinda con sidra, se tiran muchos fuegos artificiales y comienza el peregrinaje de visitas al resto de las familias con las que no se ha podido estar en la primera parte de la noche.

Por norma general la casa se vacía y se vuelve a llenar en pocos minutos, mientras tanto la mesa se mantiene repleta de comida para ofrecer a los visitantes.

El día 25 la fiesta es mucho más familiar, las visitas ya han finalizado y se reúnen con una sola de las familias a compartir la mesa que siempre esta llena de ricos platos.

VENEZUELA

Los venezolanos acostumbran a regalar a familiares y amigos en sus visitas navideñas con un plato típico que se llama hallacas; es una masa de maíz con aceitunas, verduras y carne envuelta en hojas de plátano.