La Floralis Genérica es un monumento diseñado exclusivamente en aluminio y acero por el prestigioso arquitecto argentino Eduardo Catalano, donada en abril de 2002 al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

De acuerdo a su mentor, el nombre de esta escultura se adoptó porque es ley de la flora nombrar sus especies en latín. Floralis, significa que pertenece a la flora, y en consecuencia a las flores, Genérica, por su parte, deriva del concepto de género e indica que representa a todas las flores. En lo que refiere a su mensaje simbólico, Catalano, afirmó alguna vez que la flor “es una síntesis de todas las flores y es a la vez una esperanza que renace cada día al abrirse”.

Su consola posee un reloj que regula, en forma automática, la apertura y cierre de la flor. La flor se abre todas las mañanas a las 8 (”si se abriera al amanecer encontraría a la ciudad dormida”) y se cierra al ocaso, en un horario que cambia según la estación del año.
Hay cuatro noches especiales en las que permanece abierta (el 21 de septiembre, el 25 de mayo y el 24 y 31 de diciembre).

Texto Via Conozca Buenos Aires

Floralis GenericaFloralis GenericaFloralis Generica