mafalda no soy una mujer a su dispocision

Quino, el creador del personaje, envió el dibujo al diario La Repubblica, que lo publica grande en una doble página dedicada a una protesta que se ha convertido en un caso internacional.

Mafalda le dice al primer ministro italiano: “No soy una mujer a su disposición”.

Nadie se imaginaba que en dos semanas la reacción iba a ser tan fuerte y extendida. El diario irlandés Irish Times comentó que Berlusconi “despertó el dragón dormido del feminismo italiano”, que se veía poco en los últimos veinte años.

Mafalda repitió ayer la respuesta que le dió la dirigente opositora del centroizquierda y militante católica Rosy Bindi a Berlusconi, quien la ofendió diciéndole en un debate por televisión: “Usted es más bella que inteligente. No me interesa lo que dice”. “No soy una mujer a su disposición”, le respondió la diputada opositora con la voz rota y la cara pálida por la indignación.

La frase “no soy una mujer a su disposición” se ha multiplicado en miles de camisetas, gorros y hasta manteles que se venden por todos lados.

Hace una semana, viendo como crecía la ola femenina contra él, Berlusconi le pidió disculpas a Rosy Bindi aclarando que solo “le dije un chiste de largo consumo”. La dirigente de centroizquierda se negó a aceptar las excusas. “Esas no son disculpas, agravan aún más la situación. Eso del ’largo consumo’ es como decir que todos piensan lo mismo”.

Via Clarin