Al llegar la noche el panorama de la Ciudad Colonial de Santo Domingo cambia totalmente. De ella se apoderan los jóvenes, ya sea de edad o de espíritu, quienes asisten en busca de la magia, el encanto y la diversión que sólo se puede encontrar aquí.

Foto via Alejandro Nuñez, Extracto de El encanto de la Zona Colonial