Un joven de 18 años fue brutalmente atacado cuando viajaba en el subte de Madrid. El atacante, que dijo ser “antifascista”, le pegó patadas en la cara y varios puñetazos: la víctima no pudo defenderse. “Veo fascistas y les pego”, fue la defensa del agresor. Pero el atacado dijo no tener ninguna relación con el fascismo.

Esta no es la única agresión que registró en el subte madrileño. El pasado 8 de noviembre, Ramón de Jesús Cardona, de 43 años, colombiano, fue brutalmente agredido por cuatro vigilantes.

Via Mr. Noticias