Se cumplen 33 años de la muerte del “rey del rock” y miles de fans ya se congregan en la que fuera la residencia del cantante, Graceland, para rendirle homenaje.

Según consigna en su edición de hoy el Nuevo Herald, miles de fanáticos atestan desde ayer Graceland (Memphis) para asistir a la vigilia y procesión de cada año como parte de los actos conmemorativos que se continúan el día siguiente.
La procesión nocturna es el acto principal de una serie de actos de una semana que comprende encuentros de clubes de admiradores, la proyección de películas y concursos de artistas en tributo a Elvis.
El artista que revolucionaría la música popular del siglo XX y se convertiría en un íncono del rock and roll, había nacido en Tupelo, Estados Unidos, el 8 de enero de 1935.


Durante su prolífica carrera, protagonizó 31 películas -muchas consagradas a sus porpias canciones-, grabó un total de 150 álbumes y obtuvo 14 nominaciones a los Grammy.
Su estilo único de cantar, sus movimientos agresivos en el escenario y su carisma lo consagraron como una de las mayores figuras musicales de toda la historia, y muchos consideran que su irrupción fue una chispa que cambio la música popular para siempre, marcando mucho más que a una generación.
Anualmente su casa-mansión Graceland es visitada por millones de personas de todo el mundo, siendo la segunda casa más visitada de los Estados Unidos, detrás de la Casa Blanca.

Tres décadas después de su muerte, su legado continúa produciendo beneficios económicos, pues sus discos y artículos de merchandising se siguen comercializando a buen ritmo. Según discográficas como RCA y BMG, sólo desde 1980 se han vendido más de 1.000 millones de discos.
Por otro lado, su estilo musical sigue inspirando a otros músicos y cantantes, tanto dentro como fuera del género rock y la revista Rolling Stone lo presenta como el tercer intérprete de toda la historia en su lista “The Immortals” (superado sólo por The Beatles y Bob Dylan).

Via Un día como hoy, hace 33 años, murió Elvis Presley | elcomercio.pe