Según estudios de proyección demográfica y datos aportados por el Ministerio de Salud de la Nación, se estima que la población de hombres y mujeres mayores a 80 crecerá un 13% respecto a las cifras actuales.

En las últimas dos décadas se incrementó la esperanza de vida en 17 años, lo que indica importantes modificaciones en las franjas etarias nacionales.

“Los países más desarrollados tienen un aumento del promedio de vida superior al resto, y la Argentina en este sentido se comporta como un país desarrollado, lo cual es bueno porque las personas mayores viven más pero hay que garantizar que lleguen en las mejores condiciones”, dijo el médico Marcelo Alvarez.

El especialista preside el comité ejecutivo de la “Primera  jornada de envejecimiento y salud”, que se realizó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

Actualmente, en Argentina hay más de 5.000.000 de personas mayores a 60 años y de éstas, más de 1.500.000 superan los 75 años.

Dicha tendencia se manifiesta desde hace tiempo a nivel mundial y genera desconcierto en los economistas que temen las consecuencias que pueda generar el desbalance entre la población laboralmente activa y pasiva.

Via Notio.com.ar