Como muchas otras parejas, se conocieron en el trabajo, el alto y moreno, de rostro tosco y mirada perdida, con moda de izquierdista y mochilas de guerrillero.

Ella guapa de sonrisa fácil, moda personal e ideas abiertas. No supe que es lo que ella vio en él, no su dinero ciertamente si pensaron en eso, no tiene nada, tal vez su inteligencia, su forma de hablar, algo en su mirada, tiempo después platicando me confesó que tiene debilidad por los hombres feos, no me sorprendí.

¿Qué le vio el a ella?, ha! Basta con verla para saber qué es lo que le vio, porque ella es como una caja de sorpresas, lo que ves en la cubierta es solo el principio de una mujer en todo el sentido de la palabra, no solo es madre soltera e independiente, le gusta trabajar, darse sus lujos, dárselos a su hijo, tiene ambiciones y de la grandes, le encanta leer, el café, el buen vino y sobre todo la buena compañía.

¿El?, bueno, le gusta leer, el arte, y ser DJ, me gustaría profundizar más sobre sus gustos y aficiones, pero honestamente los desconozco y nunca me intereso ser su amigo. Se casaron un día que no recuerdo porque no asistí y así como yo no asistieron sus mejores amigos, como forma de protesta ante lo que nos parecía un error garrafal de juicio, pero en el corazón no se manda dicen por ahí y se casaron.

El principio de su vida marital me es desconocido, pero como ha sido para muchos otros, para los conocidos y por lo escuchado y por la experiencia propia, debió ser muy feliz, llena del descubrirse el uno al otro, mucho amor, pasión, risas y demás actividades que hacen, dicen y viven los recién casados.

Los problemas como siempre, así como las verdaderas caras y formas de ser llegaron después, siempre he sabido que en una relación de dos, fallan dos, la culpa no puede recaer en un solo individuo, siendo su amigo de ella apoyo su lado y versión, pero aun siendo ecuánime y justo, él la cago, los detalles son truculentos y no vienen al caso, tal vez en otro ocasión, basta con decir que ella salió muy lastimada y él como la mayoría de los hombres cuando” las hacen pero no las consienten”, ofendido y víctima.

Ella dio tanto de si, como nunca lo había hecho, como tal vez no lo volverá a hacer, gracias le debemos dar a el por arruinarla para los demás… en fin, todo en esta vida se paga y se paga en vida.

Si la conocieran lectores, si lo conocieran, fue la unión de una diosa con un indio.

via Amr0th