Las lineas punteadas indican la franja que se les entregaría.

Bolivia perdió su acceso al mar durante la guerra del Pacífico del siglo XIX en la que, como aliado de Perú, enfrentó a Chile, que ganó la contienda y se apoderó de territorios peruanos y bolivianos.

Esta semana, el presidente de Perú, Alan García, y su homólogo boliviano, Evo Morales, revivieron un acuerdo firmado hace 18 años por el que el primer país le entregaría al segundo -sin soberanía- una franja costera para sacar sus exportaciones a través del Océano Pacífico. Es un hecho significativo si se tiene en cuenta que ambos mandatarios han tenido varios encontronazos verbales en los últimos años.

No tener una salida al mar es una herida que los bolivianos no han cicatrizado desde que perdieron 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio en la Guerra del Pacífico con Chile, en el siglo XIX.

Y aunque Bolivia hoy tiene acceso al mar para efectos puramente comerciales a través de los puertos chilenos de Arica, Iquique y Antofagasta, aspira a tener también soberanía. Por eso, el convenio ratificado no sólo abre una nueva etapa en las relaciones bilaterales entre La Paz y Lima, sino que alimenta la esperanza.

Según el acuerdo, Bolivia podrá utilizar un total de 5 kilómetros de costa y una superficie de 160 hectáreas en el puerto de Ilo. La zona, bautizada ‘Boliviamar’, fue cedida en comodato por 99 años. La idea es que las exportaciones bolivianas, sobre todo de minerales, salgan bajo la figura de una Zona Franca Especial. El convenio también permite que allí se instalen industrias y renueva y amplía una zona turística, en la que se podrá construir un muelle deportivo y de pesca. Pero tal vez lo más importante es que ahora Bolivia tendrá un punto de atraque para sus buques comerciales o de la Armada y un anexo de su Escuela Naval.

Emocionado, Morales agradeció por el “desprendimiento” a García y este le respondió que luchará para que se haga justicia con el país vecino, ya que “perdió un componente esencial de su naturaleza”. Hablaron de día histórico, se abrazaron varias veces y se condecoraron mutuamente.

¿Qué tanto puede preocuparle a Chile el apretón de manos entre García y Morales? El ex presidente boliviano Jaime Paz Zamora, impulsor del fallido plan de 1992 junto con Alberto Fujimori, reconoció que tener ahora un territorio marítimo “cuasi soberano” puede no gustarle mucho a Santiago, que en los últimos años se ha acercado a La Paz y se ha alejado de Lima.

Via Editorial El Tiempo.com Foto de juanemigdio86

La idea que ronda es un intercambio territorial: una franja de 5 km que corra desde Bolivia a costa paralela a la frontera con Perú, que incluya soberanía territorial y marítima, sería entregada por Chile, y recibiría la misma cantidad de km2 por parte de Bolivia en el sector denominado Chañara. Todo ello complementado por acuerdos acuiferos y energéticos. Sin embargo hay dos grandes problemas:

1. ¿La población chilena apoyaría este acuerdo? a priori diría que no, salvo que se presente mediaticamente como un muy buen acuerdo. Por lo tanto, este es obstáculo es incierto pero superable.

2. El tratado de 1929 establece que cualquier cesión de territorios que fueron peruanos a una tercera potencia (en este caso Bolivia) debe contar con el acuerdo del Perú. Casi imposible, a los peruanos no les conviene limitar con Bolivia.

La idea de que Perú les de a los bolivianos una franja de su frontera sur, así “de puros buenos” es una tonteria. Via pianfar

Algo raro debe de haber ahi…

Que ustedes opinan?

Mas info: