Sakineh Mohammadi Ashtiani sentenciada a muerte por lapidación  ha centrado una renovada atención internacional sobre el sistema judicial de Irán.

Los países dominados por la religión islámica como Irán y Afganistán viven bajo dictaduras religiosas,  son las mujeres las que sufren con mayor violencia la falta de libertades, de respeto y de derechos humanos.

Desde hace meses se han movilizado diferentes organizaciones y han recogido firmas desde Amnistía Internacional para pedir que el castigo medieval de la lapidación no sea ejecutado contra Sakineh acusada de adulterio y de tener relación con la muerte de su marido.

Los procesos judiciales son manipulados  en éstas sociedades dominadas por el fanatismo religioso y las acusadas no tienen las garantías mínimas democráticas para defenderse.

Contra la violencia del fanatismo religioso y por la vida de Sakineh y su derecho a elegir en libertad.

Amnistía Internacional realiza ya una campaña para salvar a Akineh Ashtiani como puede verse en su página web.

Por otra parte, en el sitio Free Sakineh puede firmarse una carta dirigida al ayatolá Sayed Alí Jamenei, guía supremo de la República Islámica de Irán.

Además, en Facebook hay dos páginas, una en español y otra en inglés para solicitar la anulación de la condena de Akineh Mohammadi Ashtiani.

Via maitediaz.wordpress.com sinalefa.wordpress.com thehindu.com en ingles

será ejecutada en la horca por el asesinato de su marido, Ebrahim Aqderzadeh