En el video un niño portandose rotundamente mal, y en eso el padre le pone una cancion de Bob Marley y de inmedianto se tranquiliza y hasta una sonrisa pone.

Quien lo diria, no es solamente el Efecto Mozart… tambien esta el Efecto Bob Marley. 😛