Un invento realizado por un grupo de investigadores de Argentina permitió encontrar un material que no es tóxico, se degrada fácilmente en unas semanas sin perjudicar el medioambiente y se fabrica a partir de los recursos renovables. El hallazgo puede ser utilizado en la industria del envase en vez del plástico que se fabrica a partir del petróleo, un recurso no renovable, y que se degrada difícilmente.

El proyecto surgió de la tesis de doctorado de la ingeniera Nancy García, dirigida por las doctoras Silvia Goyanes y Mirta Aranguren, y resultó en una colaboración de los grupos de investigación de las universidades de Buenos Aires y de Mar de la Plata.

La película obtenida está hecha a base de tales productos naturales como la mandioca y el maíz. Según comentó Silvia Goyanes citada por el periódico La Nación, el material se obtiene de la base del almidón, que es un recurso renovable de muy bajo costo. “La gran novedad del invento es que obtuvimos nanopartículas cristalinas de almidón de maíz y las introdujimos en almidón de mandioca. Este nuevo material presenta mejores propiedades mecánicas y de permeabilidad que el almidón en sí”, explicó la científica.

El nuevo plástico es flexible, biodegradable, traslúcido, no tóxico, inodoro y resistente, y posee buenas cualidades adhesivas a otros materiales. En el marco de los experimentos se reveló que la cantidad de nanopartículas introducidas influye en la permeabilidad de la película, entonces se pueden diseñar distintas variedades de ésta para varios fines.

Se espera que el invento encuentre un amplio uso en los quehaceres domésticos -por ejemplo, como una película para envolver los alimentos- así como para la producción de los envases o incluso bolsas de supermercado, porque soporta hasta 5 kilos de peso. Además es también comestible, entonces puede utilizarse como un envoltorio para fármacos.

Este descubrimiento fue elegido como el mejor proyecto en el ámbito de productos y servicios de los Premios Iberoamericanos a la Innovación y el Emprendimiento. Sin embargo, según explicó Silvia Goyanes a BBC, a pesar de que actualmente se están llevando a cabo varias investigaciones en el ámbito de los envoltorios que no dañen al medioambiente, el mundo aún no está listo para reemplazar al plástico tradicional, y todavía falta la etapa de industrialización de nuevos productos.

De ser asi en algun futuro utilizaremos este nuevo material y las fundas o bolsas plascticas pasaran a ser cosa del pasado….

Via RT.com Foto Corbis