Lo que intentó ser un robo de combustible terminó en tragedia en México cuando la explosión de un oleoducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), dejó 22 muertos y 32 heridos en la comunidad de San Martín Texmelucan, en el estado de Puebla.

Según el gobierno de ese estado mexicano, el accidente fue provocado por el intento de robo de combustible. “Se debió a que una banda de delincuentes perforaron los ductos y se les salió de control. Las calles se empezaron a inundar, vino un chispazo, eran ríos de fuego los que veíamos en las calles”, explicó a la prensa local Valentín Meneses, secretario de gobierno de Puebla.

La explosión dejó al menos 22 personas calcinadas, 32 heridos de diversa gravedad, 83 casas con daños parciales y 32 son pérdidas totales. El Ejército, la Policía federal, los cuerpos de seguridad estatales y municipales, la Cruz Roja y los bomberos participaron del operativo post-catástrofe.

Les dejo con algunas fotos:

Imagenes Fuertes



Via:

Cronista.com
Aporrea.org
Infobae.com