Un agente de la Policía Nacional ha salvado la vida a un hombre que iba a ser arrollado en las vías del Metro de Madrid, para lo que tuvo que poner en en riesgo extremo su propia vida y logró evitar por décimas de segundo el inminente impacto del convoy.

Los numerosos viajeros que esperaban en el andén de la estación Puerta del Ángel observaron cómo una persona perdía el equilibrio y caía a las vías, por lo que comenzaron a gritar para alertar al conductor del convoy que entraba en la estación.
Al oír estos gritos y percatarse de la situación, el policía no dudó en lanzarse a la zona de carriles para arrastrar al hombre fuera de la trayectoria del tren, que no consiguió detenerse a tiempo. El policía nacional, que se encontraba fuera de servicio, juró el cargo hace tan sólo dos meses y pertenece a la 24 promoción de la Escala Básica, compuesta por 5.500 nuevos policías