El lenguaje del dominicano se ha visto gravemente afectado por la incorporación de palabras y expresiones nuevas; también conocidas como “Modermismos”. Estas palabras hacen que el dominicano se olvide de las palabras que le dan el verdadero sazón a nuestro idioma.
Por ejemplo:
  • Un carajito jodón ahora es un niño hiperactivo
  • Un cuero ahora es una trabajadora sexual
  • Las mujeres no van a la tienda a comprar panties, ahora compran lingerie
  • Un maricón ahora es un gay
  • Los restaurantes no sirven locrio ahora sirven paella
  • Un bizcochito ahora es un muffin
  • Café con leche ahora es un mocacino
  • Un barbero ahora es un estilista
  • Una telera ahora es un Pan Frances
  • En la farmacia no venden purgantes ahora es Laxantes
  • Una secretaria ahora es una asistente administrativo

Tienes otras frases que agregar? comentalas 🙂

Via Las Calles de Santo Domingo