Sucedio en el aeropuerto francés Charles de Gaulle, un hombre maliense es expulsado. La policía lo fuerza a subir en un avión de la aerolínea Air France, mientras el hombre intenta que le suelten y grita.

Un funcionario que escolta a los policías de frontera que arrastran al inmigrante reparte entre los pasajeros una nota de advertencia: “”Un expulsado va a entrar en el avión. Es posible que grite durante cinco minutos pero todo irá bien después. No haga nada porque se enfrenta a la expulsión del avión (y a sanciones penales precisadas en el documento)”.



Los pasajeros se sienten violentos ante la escena, algunos protestan y otros intentan grabar la escena. Un empleado de la compañía intenta evitar que la escena sea grabada por los pasajeros y llega a justificar la forma en que es deportado tachándolo de “criminal”. Finalmente, catorce de los pasajeros son expulsados, once de los cuales terminan detenidos a la espera de cargos.

Mas Info Les Inrocks (en Frances) Via Periodismohumano.com