La periodista cuestionó al aire si Felipe Calderón es alcohólico…
La empresa mexicana Multivisión (MVS) anunció hoy el despido de la periodista Carmen Aristegui por “transgredir” el código de ética al divulgar una información que fue considerada como un “rumor”.
“En nuestro código de ética nos comprometemos a rechazar la presentación y difusión de rumores como noticias”, informó la empresa MVS en un comunicado oficial sobre el “término de la relación laboral” dado a conocer en su página web.
El viernes pasado, Aristegui “dio por válida una presunción, transgrediendo nuestro código ético y al negarse a ofrecer, como lo solicitó la empresa, una disculpa pública, decidimos dar por terminada nuestra relación contractual”, aseguró Multivisión, empresa que dirige el empresario Joaquín Vargas.
En el comunicado, Multivisión no menciona el motivo de la ruptura de la relación laboral, pero señala que le pidió a la periodista ofrecer una disculpa pública, a lo que se negó Aristegui, por lo que la empresa decidió cancelar el contrato.

En una nota de hoy, el diario La Jornada informó que la salida de Aristegui, considerada una de las comunicadoras de mayor credibilidad del país, se debió presuntamente a sus comentarios sobre una pancarta que diputados del Partido del Trabajo (PT) mostraron en el Congreso de los Diputados, en la que señalaban un supuesto alcoholismo del presidente Felipe Calderón.
El viernes pasado, en su programa de radio, Aristegui hizo una referencia a esta pancarta del PT que decía:”¿Tú dejarías a un borracho conducir tu auto? No, ¿verdad?, ¿y por qué lo dejas conducir al país?”.

En sus comentarios, la periodista se preguntó: “¿Tiene o no Felipe Calderón problemas de alcoholismo? Esto merece, insisto, una respuesta seria, formal y oficial de la propia Presidencia de la República.”
En ese sentido, la Oficina de la Presidencia no ha hecho declaraciones.
Multivisión aseguró que la libertad de expresión “es fundamental para la democracia en cualquier país” y que MVS la practica como norma, aunque aclara que sus conductores se rigen por un “código de ética el cual es aceptado y signado por ambas partes”.
Este código, indicó MVS, se respeta en las circunstancias más difíciles y comprometedoras y se le exige a sus “conductores su estricto cumplimiento.
La empresa añadió que “los conductores de MVS seguirán gozando de la libertad de expresión que nuestra Constitución otorga”.
El vicepresidente de MVS, Alejandro Vargas, afirmó ayer en un breve mensaje en respuesta a una pregunta en su cuenta de Twitter “Si! Mañana ya no sale al aire! Abrazos!”.

Via Pendejos Anonimos