Investigando en la web sobre como hablan los dominicanos pude dar con el Libro Como Hablan Los Dominicanos – Un enfoque sociolingüístico.

Del autor Orlando Alba, básicamente se busca ofrecer algunas ideas sobre la identidad de la atractiva modalidad lingüística hispánica que se habla en la República Dominicana, con la esperanza de que el lector obtenga una visión de conjunto del habla del país desde una perspectiva sociolingüística. Podría decirse que el objetivo final consiste en responder de forma sencilla unas preguntas que muchos, callada o expresamente, se han hecho alguna vez: ¿Existe un español, o un modo de hablar el español, típicamente dominicano? ¿Es la lengua hablada en el país exactamente la misma que se habla en otros países hispánicos o tiene unas características peculiares que la distinguen? O, formulando la cuestión de manera más directa, ¿cómo hablamos los dominicanos?.

Una muestra: En el video muestra a una madre dominicana que reside en Nueva York, quien se encuentra peliando con su hija por que no ha regresado a su casa. Si se dan cuenta le esta voceando, muchas personas que conozco hablan así por telefono.


El comediante Miguel Céspedes, escenifica a un campesino del Sur de nuestro país.

Para que tengan una idea en el el capitulo 5 – La inseguridad lingüística de los dominicanos, el devenir de diversos acontecimientos históricos y políticos del país parece haber creado en la mente de
muchos ciudadanos un sentimiento de frustración que los lleva a pensar que los problemas nacionales no tienen solución, que ‘esto no hay quien lo arregle’.

Como por ejemplo:

En un reciente noticiario de televisión en el que se ofrecían las opiniones de varios chóferes del concho en Santo Domingo con relación al aumento del precio de la gasolina y del costo de la vida en el país, uno de ellos expresó lo siguiente:

‘Yo le voy a decir algo. Fíjese. Eto e cuetión de profecía, cumpliéndose. Eso e parte de la Biblia. O sea, que nadie va a resolver eto. Ningún presidente.’ Otro comentaba: ‘Yo voté por el presidente creyendo su promesa de que iba a bajar la comida y la gasolina. Pero todo son iguale: cuando llegan arriba, se olvidan del pobre.’

Pueden descargar el libro gratis: http://www.glj.com.do/home.php/biblioteca_virtual/como_hablamos_los_dominicanos