Es a partir de 1880, cuando en la República Dominicana, se presentan las condiciones para la instalación de proyecto de la primera vía férrea del país contemplaba abarcar los pueblos de Samaná y Santiago, pero solamente se extendió hasta La Vega de Jima a San Francisco de Macorís años más tarde, con el la región del cibao entro en pleno desarrollo económico, social y cultural.

La historia del ferrocarril Sánchez-La Vega, no se puede escribir sin sobresaltar el nombre de su gran precursor el progresista comerciante y hacendado Don Gregorio Riva, que con su extraordinario aporte contribuyó a la realización de la construcción de la vía férrea. Con este visionario proyecto conllevaría al desarrollo de la República Dominicana, en especial los municipios de Sánchez y La Vega, como también la región del Cibao.

Riva, descendiente de suizos, nació en Moca y radicado en La Vega, donde se dedico su empresa de producto agrícolas para la exportación , el cual fomento la siembre del cacao en toda esta región, canalizando los Ríos Yuna y Camú, a fin de hacerlo navegable, como forma de facilitar los transporte de pasajeros y productos agropecuarios del Cibao Central.

A partir del 1880, con el capital de la obra ya aprobado para la construcción , el cual tratando de unir las ciudades de Samaná y Santiago, sólo llegó a cubrir la línea Sánchez – La Vega, construcción ejecutada por el señor Alexander Baird. Y como maestro director al ingeniero escocés, nacido en La India Charles McGregor, quien se radicó en este país, lo cual fue tronco de la familia Imbert McGregor.

Fue en 1875, cuando obtuvo del gobierno dominicano, una autorización para canalizar el Río Yuna, por espacio de 50 años y es por lo que edifica un almacén de depósito en San Antonio de Yuna, el antiguo San Rafael de Angelina o Río Abajo, después bautizado como Villa Riva en su homenaje

En 1879, el norteamericano Allen H. Crosby, logra una concesión del gobierno dominicano, para construir un ferrocarril de Samaná a Santiago.

El 16 de agosto de 1887, fue inaugurado el ferrocarril de Samaná-Santiago (que en línea era de Las Cañitas (hoy Sánchez)-La Vega).

La principal finalidad del ferrocarril era de transportar los productos agropecuarios que se producían en la región del Cibao Central y Oriental, tales como Café, Tabaco, Guineos, Cera, Madera, Pieles de Animales, Cacao, siendo este el de mayor importancia para la exportación ya que su siembra había sido incrementada por Don Gregorio Riva, desde años anteriores.

En 1940 Trujillo unifico el Ferrocarril Central Dominicano (puerto plata-santiago) con Sánchez-La Vega, formando un solo consorcio denominado Ferrocarriles Unidos Dominicanos (FUD), donde ya no habí­­a capital extranjero. Estaba nacionalizado. El Ferrocarril Sánchez-La Vega, dejo la alegrí­a y la danza de los millones.

Ya en la decada de los 80 y sobre todo en los 100 años de Sánchez, solo quedan los recuerdos de la prosperidad que exhibía este signo de prosperidad con la desaparición del ferrocarril y el muelle

Otras Fotos:

Fuente: Obra SANCHEZ, cien años de vida municipal, autores; Mercedes Mata Olivo, Dulce María Olivo y Graciela Paredes R., Impreso en los talleres litográficos de la editora Nordeste, Santo Domingo, Junio 1986, fotos y texto

Via  enxclusiva.blogspot.comacedaasociado.com

Es una pena que ya este ferrocarril no este funcionando y que se haya perdido este patrimonio…