Estas unas de las noticias que mas me ha llamado la atencion durante la semana, se trata de Ameneh Bahrami prefirio perdonar a su agresor, quien hace 7 años le arrojo acido al saber que ella se casaria con otra persona, este fue justo antes de que fuera castigado por el tribunal, al recibir 10 gotas de acido sulfurico en cada ojo, tal y como lo aplica la Ley de las Ghesas, Ley de Talión (“Ojo por ojo, diente por diente”), recogida en la legislación islámica iraní.

Por otro lado las Organizaciones internacionales de defensa de los Derechos Humanos, como Amnistía Internacional (AI), insistieron en pedir que no se ejecutara la sentencia, que calificaron de inhumana.

En algo si queda claro y es que vale mas tener conciencia y espiritu libre, ya que tubo mucho tiempo para pensar por lo que habia pasado: shock, dolor, furia y odio, para el final darse cuenta que es mas valioso el perdón que la venganza.

Mas detalles Via noticierostelevisa.esmas.com