La editorial estadounidense DC  ha tomado el mes de Septiembre para hacer un espectacular borrón y cuenta nueva de todas sus series de superhéroes.

No es la primera vez que aparecen personajes gays en el género de los superhéroes: sin necesidad de recurrir a los típicos y tópicos comentarios sobre la supuesta homosexualidad de Batman y Robin, a medida que su público se hacía más adulto, el género ha ido incorporando paulatinamente la orientación sexual como una característica más de sus personajes.

La aparición de este nuevo personaje, Bunker, se acompaña de una campaña promocional en toda regla que refleja el cambio de los tiempos: un personaje gay joven ya no se ve como un atrevimiento, sino como una estrategia comercial que intentará atraer tanto a la comunidad gay como a la latina.

Su poder consiste en crear campos de fuerza que parecen ladrillos. Con traje de los más púrpura que, según sus autores, no tienen connotaciones homosexuales. Sea como sea, confiemos en que este héroe de nueva hornada sobreviva bastantes aventuras y que dure en las páginas de DC.

Via El Pais