Debemos siempre de saber aprovechar el momento para tomar los consejos o experiencias que nos sirvan para aplicar a nuestra vida y asi como tambien en el ambiente laboral.

Steve Jobs no deja de impresionarme aun con su salida de Apple y por ser conocido como una gran persona, es por esto que ha salido a la web una recopilación  de “10 mandamientos de Steve Jobs“, curiosamente no dichos ni propuestos por él (ni siquiera permitidos), sino por alguna persona allegada a él, quien sacó sus propias conclusiones:

1) Buscar la perfección. Jobs suda los detalles. La noche anterior al lanzamiento del primer iPod, el staff de Apple se quedó toda la noche despierto reemplazando conectores de auriculares porque Jobs pensaba que no eran lo suficientemente “clickys” (me imagino que hablará del ruido/enganche del conector).

2) Aprovechar a los expertos. Jobs contrató al arquitecto I. M. Pei para hacer el logo de NeXT (Ieoh Minh Pei es el arquitecto que hizo la pirámide del museo del Louvre, entre otras varias cosas), y contrató al CEO de Gap, Millard “Mickey” Drexler para la junta de Apple antes de lanzar la cadena de tiendas de la compañía.

3) Ser implacable, despiadado. Jobs está tan orgulloso de los productos que lanzó como de los que “mató”. Trabajó muy duro en un clon del Palm Pilot, y lo mató cuando se dio cuenta que los celulares iban a eclipsar a los PDA. Eso liberó a sus ingenieros para desarrollar el iPod.

4) Rechazar los “Focus groups”. Jobs alguna vez dijo que “La gente no sabe lo que quiere hasta que se lo mostrás”. Así que él actúa como un “Grupo de enfoque de un solo hombre”, llevándose los prototipos de productos a su casa y probándolos por meses.

5) Nunca dejar de estudiar. Cuando diseñó los primeros folletos para Apple, estudiaba minuciosamente el uso que Sony hacía de las fuentes, la capas, y el peso del papel. Trabajando en la carcasa de la primer Mac, vagó por los estacionamientos de Apple estudiando la carrocería de autos alemanes e italianos.

6) Simplificar. La filosofía de diseño de Jobs es una de constante simplificación. Le ordenó a los diseñadores del iPod que eliminaran todos los botones. Incluso el de “ON/OFF”. Los diseñadores se quejaron, y entonces recién ahí incluyeron la famosa rueda de desplazamiento del medio.

7)  Mantener tus secretos. Nadie en Apple habla. Cada uno sabe lo que necesita saber, y la compañía está dividida en pequeñas células. Esa confidencialidad le permite a Jobs generar un interés frenético en las demostraciones sorpresa de sus productos, y asegurarse largas colas con los titulares resultantes.

8 ) Mantener equipos pequeños. El equipo original de Macintosh tenía 100 empleados, ni más, ni menos. Si se contrataba a un 101, se despedía a alguien para hacer espacio. Jobs estaba convencido de que solo puede memorizar los primeros nombres de solo 100 personas.

9) Usar más zanahorias que palos. Jobs da miedo, pero su carisma es su motivador más poderoso. Su entusiasmo fue el principal motivo por el cual el equipo de Mac trabajó 90 horas por semana por 3 años para crear una maquina “increíblemente brillante”.

10) Crear prototipos hasta el extremo. Todo lo que Jobs hace, está exhaustivamente prototipado (si es que existe esa palabra): el hardware, el software, y hasta las tienda de Apple. Arquitectos y diseñadores pasaron un año construyendo un prototipo de tienda en un depósito secreto cerca de las oficinas de Apple… y todo solo para que Jobs deseche el proyecto y tengan que empezar de nuevo.

Via Traducido por quelapaseslindo.com.ar