Este es el frente del monumento y detrás está el precipicio donde lanzaron a las heroínas junto con su chófer.

“Cuando supe que habían caído las tres hermanas Mirabal me dije:
la sociedad establecida ha muerto.” 
las primeras líneas del libro Amen de Mariposas ,Pedro Mir, poeta nacional de la Rep. Dom.

El 25 de noviembre de 1960, tres de las cuatro hermanas Mirabal — Patria, Minerva y María Teresa — ( Una cuarta hermana, Bélgica Adela “Dedé” Mirabal, no tuvo un rol activo en las actividades) viajaron a Puerto Plata en el norte desde Salcedo con el chófer Rufino de la Cruz para visitar a sus esposos quienes estaban detenidos en La Cuarenta. Ya era de noche cuando salieron de la cárcel y una tormenta había comenzado. Mientras viajaban por la carretera Santiago-Puerto Plata, una carretera entre las dos ciudades, su Jeep fue parado por los susodichos hombres de Trujillo.

Al parecer nadie recuerda el hombre al que Trujillo ordenó la operación de humillarlas, martirizarlas, matarlas a palos junto a su chófer Rufino de la Cruz y finalmente arrojarlas a una barranca, vive plácidamente en Puerto Rico, circundado quizás de amigos y del amor de hijas e hijos y nietos que no se saben descendientes de un monstruo y adoran seguramente al abuelito bonachón. Y, junto a él, Ciriaco de la Rosa, Ramón Emilio Rojas, Alfonso Cruz Valeria, y Emilio Estrada Malleta.

Como es difícil, y verdaderamente imposible, para una persona que no estuvo presente contar el incidente, una narración por unos de los mismos asesinos es más apropiado. Este extracto, narrado por Ciriaco de la Rosa, es de la Enciclopedia Dominicana 1997 CD-ROM:

“Después de apresarlos los condujimos al sitio cerca del abismo donde ordené a Rojas Lora que cogiera palos y se llevara a una de las muchachas, cumplió la orden en el acto y se llevó a una de ellas, la de las trenzas largas [María Teresa]. Alfonso Cruz eligió la más alta [Minerva], yo elegí a la más bajita y gordita [Patria] y Malleta al chófer, Rufino de la Cruz. Ordené a Pérez Terrero que permaneciera en la a ver si se acercaba alguien que se pudiera enterar del caso. Esa es la verdad del caso. Yo no quiero engañar a la justicia ni al pueblo. Traté de evitar el desastre, pero no pude, porque de lo contrario [Trujillo] nos hubiera liquidado a todos.”

 Las palabras de Minerva Mirabal cuando conociendo que su muerte se acercaba expresó: “Si me matan, yo sacaré mis brazos de la tumba y seré más fuerte”…

Durante la Revolución de Abril de 1965, todos escaparon misteriosamente de la cárcel La Victoria, área dominada por las autoridades militares de entonces. Y hasta ahora han sido quedados en el olvido, como un crimen impune…


En honor a estas valientes hermanas, cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer. Esto fue establecido en el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Bogotá, Colombia en el año 1981.

Sin lugar a dudas, hemos llegado al despertar de una conciencia en los movimientos de mujeres en diversas partes del mundo, enfrentándonos a continuar con el cambio de los paradigmas tradicionales, a la cual nos preguntamos ¿Se ha logrado realmente “la eliminación de la violencia contra la mujer?,en nuestro país la violencia contra la mujer aún permanece.

Mas Info: Detalles del crimen, la impunidad de sus asesinos y declaraciones de Doña Dedé Mirabal con datos inéditos que debes conocer: lavendatransparente.wordpress.com

Previamente en el blog: A 50 años del Cruel Asesinato de Las Hermanas Mirabal

Vía: