El cadáver de Manolo es sacado de la fosa común donde lo enterraron, para llevarlo al panteón donde hoy reposa en la ciudad de Salcedo, conjuntamente con su esposa Minerva Mirabal.

Foto de la tumba de Manolo y nos resistimos a creer que se encuentre en tal abandono.

“Óiganlo señores de la reacción, si imposibilitan la lucha pacifica del pueblo, el 14 de Junio sabe muy bien donde están las escarpadas montañas de Quisqueya; y a ellas…a ellas iremos, siguiendo el ejemplo y para realizar la obra de los Héroes de Junio de 1959, y en ellas mantendremos encendida la antorcha de la libertad, el espíritu de la Revolución….porque no nos quedara, entonces, otra alternativa, que la de Libertad o Muerte” Manuel Aurelio Tavárez Justo.

Se cumplen, pues, 48 años de que el país perdiera a uno de sus héroes nacionales más emblemáticos….

El 21 de diciembre de 1963, el Dr. Manuel Aurelio Tavarez Justo (Manolo), y catorce compañero más perecieron en Las Manaclas. Inmediaciones de San José de las Matas a manos de efectivos del Ejercito Nacional. Según el parte oficial el grupo murió en combate. Pero sus compañeros sobrevivientes aseguran que fueron asesinados después de rendirse atendiendo un llamado que hizo por la Radio el ingeniero Manuel Tavarez Espaillat, miembro del Triunvirato en el poder prometiendo que se le respetaría la vida.

El foco guerrillero de Las Manaclas, estaba compuesto por 29 combatientes de lo que solamente ocho salvaron la vida. A través de relatos de los sobrevivientes se conocen los últimos momentos en la vida de los mártires del 21 de diciembre del 1963. Aunque hay divergencia en sus versiones, todos coinciden en que a última hora decidieron acogerse a las garantías del ingeniero Tavárez Espaillat.

Videos-Homenaje  a Manolo Tavares Justo y sus compañeros en Las Manaclas:



Mas info Vía  unojotacuatro.blogspot.com, desdelavegard.blogspot.com , josefj.blogspot.com, matense.net , lainformacion.com.do

Los cadáveres de los mártires de Las Manaclas fueron enterrados en una fosa común, la mayoría de ellos fueron sacados y trasladados a sus respectivas localidades donde eran oriundos.Casi medio siglo después, la República Dominicana sigue llorando a Manolo Tavárez Justo en Las Manaclas y en cada rincón del país. Una herencia maldita que todavía nos acosa y la que Manolo trató de cortar en su momento conciente de que si bien Trujillo había sido ajusticiado la impunidad garantizó la continuidad del aparato criminal que lo sustentó.

Recordemos siempre a nuestros héroes…