En el país, la población afrodescendiente sobrepasa el 70%, lo que, según los participantes del foro El Orgullo de Ser Dominicano: una Mirada a Nuestros Orígenes, nos convierte en un país de gente negra. “Somos una nación afrodescendiente que no se asume como tal. El dominicano no se plantea su afrodescendencia. Utiliza los elementos culturales y folclóricos. Los libros no promueven esta herencia y su importancia en nuestra construcción cultural.”

Es necesario  incorporar la realidad afro-descendiente al currículo y los modelos educativos de nuestro país. La razón es obvia. La historia que se enseña en las escuelas debe mencionar el trascendental papel que jugó el factor racial en los procesos históricos, incluida la independencia nacional.

Y pesar de que muchos dominicanos tienen el síndrome de tener el negro tras la oreja (es decir que no se consideran negros)…

Mas Info: listindiario.com.do

Foto de  paulafuentes