En días pasados, cuando el Presidente Leonel Fernández estuvo haciendo un recorrido por los diversos barrio de la capital, hubo una joven mujer, que abriéndose pasos como toda una heroína, llego hasta donde estaba el presidente; una vez logró hacer contacto con el mismo le entregó una carta.

¿Que decía la carta?… Según la información que se coló en los medios de comunicación, la carta contenía una solicitud al presidente de que le regalara un motor a su marido.

Tatiana García, como es su nombre de pila, aunque en el barrio le dicen “La Chichi”, con 27 años de edad, y quien ha procreado 4 hijos con Mario, logró soltear la seguridad del presidente Leonel Fernández, después de correr varios kilómetros a pies, para lograr alcanzar el vehículo en que se desplazaba el presidente, logró al fin darle alcances para entregarle la carta que contenía dicha petición: “Señor presidente, lo único que yo quiero es que me regale un motor para mi marido, quien es motoconcho y tiene que pagar 150 pesos diarios por el alquiler del que esta usando, y con el cual nos busca la comida a nosotros: a mi y a mis muchachitos”. Así rezaba la carta que ella entregó.

¿Por qué comparto con ustedes este episodio de la vida de esta mujer?..Lo hago, porque resulta una interesante reflexión y una importante muestra para nosotros los hombres, de que cuando se le da amor a una mujer, la mujer sabe reciprocar eso.

Tatiana corrió, corrió y corrió, anteponiéndose al cansancio y sin importarle el riesgo, solo para lograr que a su marido le consiguieran una Motocicleta.

¡Hombres dominicanos! , si damos amor y valoramos en su justa dimensión a la mujer, comprendiendo QUE NO SON OBJETOS, NI PROPIEDADES NUESTRAS, pueden estar seguros que la tuya hará el mismo sacrifico y tomará el mismo riesgo de Tatiana para defendernos y para amarnos.

No a la violencia!

Gracias a Roberto Jimenez