En el barrio de Cristo Rey sus moradores abogan porque se establezca una tarifa fija para los usuarios del servicio eléctrico, aunque algunos parecen estar de acuerdo siempre y cuando le cobren lo justo en base al consumo. Mientras, otros ciudadanos dijeron que el desempleo y el alto costo de la vida les impiden pagar.  Esta opinión se dejo sentir en las protestas de la semana pasada con grafittis (como el de la foto) que se exhiben en el club Los Cachorros de la avenida Nicolás de Ovando.

Mas info Via elCaribe.com.do