Se trata de un pequeño halcón criollo comúnmente llamado Cuyaya (Falco sparverius), que por el crecimiento de la ciudad ha trasladado sus operaciones a la zona urbana, lejos de los bosques y montañas, capturando  a un lagarto verde (anolis porcatus)

La foto muy curiosa fue tomada por Wendy Méndez ayer al medio dia.

Via laseñal.net