Es el proyecto llamado 1 Second Everyday realizado por Cesar Kuriyama quien recopila una grabación diaria de su vida con la duración de un segundo, para formar una secuencia en video durante un año vivido, tal y como lo cuenta en una charla TED.

Dicen que un segundo basta para para cambiar el destino, para enamorarse o para conocer a una persona.

Se espera que cuando tenga 80 años podrá ver un largometraje de gran duración sobre lo que ha sido toda su vida.

Un proyecto parecido es el de Madeline Schichtel, que nos muestra un segundo de cada uno de los 365 días del año pasado:

Visto Hestar, Microsiervos (Vía Meridianos.)