Uso Inteligente del las Tarjetas de Crédito.

Todos hemos  recibido una llamada de un banco de nuestro país ofertándonos una tarjeta de crédito… Más aún, informándonos que ya tenemos una tarjeta de crédito aprobada… El primer instinto de nosotros ante esta oferta, es un Si Acepto!

Las tarjetas de crédito no son más que una cantidad de dinero fija que te presta el banco, y que debes de pagar en una fecha específica.  El monto que vas a pagar va a depender mucho si decides saldar esta deuda a tiempo o no.

Imaginemos que pagas el dinero prestado a tiempo… y nos llega la pregunta importante ¿Donde está entonces la ganancia de los bancos?

No todas las tarjetas de crédito son iguales, todas quizás realizan la misma función pero no con características similares. Existe un cargo de emisión que te cobra el banco que va a depender de la tarjeta de crédito que recibiste, generalmente este cargo de emisión va  en aumento mientras más élite es la tarjeta.

Es importante que preguntes cual sería el cargo de emisión, pues este se te cargara todos los años, una sola vez al año. El cargo de emisión, va en aumento mientras más clase y estilo tenga la tarjeta. No es lo mismo un cargo de emisión de una tarjeta platinium que el cargo de emisión de una tarjeta clásica, más sin embargo estas dos pueden tener el mismo limite y cumplir con la misma función.

La mayor recomendación sobre el uso de tarjetas de crédito es que averigüen y estén claros, cual es su fecha de corte, su fecha de pago y cuál es el % misterioso de interés que le cobrarían si paga fuera de fecha. Si usted paga en su fecha el monto adeudado, no tendrá que pagar un centavo de intereses y pagara exactamente lo que consumió. Este es el más inteligente uso que tienen las tarjetas de crédito.

Los bancos que aplican un menor porcentaje de interés sobre el monto adeudado no pagado, son las asociaciones. Los Bancos Comerciales aplican un % más alto.

Uno de los mayores cargos que tienen las tarjetas, es cuando retiramos dinero de los cajeros automáticos. La comisión es altísima, por lo que es plenamente recomendable solamente extraer desde su tarjeta de debito.

Finalmente, recuerde que toda tarjeta de crédito tiene un seguro, por lo que usted no debe de pagar algo por lo que no consumió. Si su tarjeta sufre de alguna clonación dentro o fuera del país, debe de comunicarlo al banco de inmediato y procesar una reclamación… es posible que tarde un tiempo pero no tendrá que pagar ese dinero.