Al parecer a la gente no le ha gustado mucho la idea de convertir el malecón de Santo Domingo en 12 piscinas tipo una playa artificial,  por el simple hecho de que se gastaron 4 millones de pesos.

Pero ya se imaginan al alcalde Roberto Salcedo desde su helicóptero diciendo:

“Cada vez que paso por el malecón en helicóptero me digo… para mi adentros, caramba, helo ahí, lo hemos logrado: El Rio de Janerio Chiquito”

La foto es de LaRevueltaRD