La historia empieza cuando una profesora del Colegio Hölter, de Villa Ballester en Buenos Aires les pidió a sus alumnos que colaboraran en la campaña que organizaron para hacerles llegar alimentos a los soldados.

Gustavo Vidal un niño de 10 años que, durante la guerra de Malvinas, escribe una carta a un soldado, a pedido de su maestra, llegó a su casa y le contó esto a su mamá y le dijo que tenía que llevar chocolates durante esa semana. Gustavo escribió  unas pocas líneas, la firmó y agregó la dirección de su casa con la ilusión de que ése soldado anónimo le escribiera.

Pero la historia fue otra donde tiempo después el chocolate y la carta carta aparecerán, a la venta, en un kiosco.

El documental filmado por Telefe en la serie “Lo que el tiempo nos dejo” trata de revivir  este capítulo donde el Gobierno militare tomó este caso y condicionó para siempre la vida del chico y la de su familia.




Mas info  taringa.netboticadelespectaculo.com

PS: Aunque la foto no tiene que ver con el titulo, también fue una de las tantas cartas enviadas a la Guerra de Malvinas. Mas info:  lmneuquen.com.ar