Desde pequeños escuchamos la frase te levantaste con el pie izquierdo, eso significaba que nada te iba a salir bien.

Pues en mi corta vida me he dado cuenta de que levantarse con el pie izquierdo tiene un gran significado para nuestro subconsciente.

Ya es costumbre para mi fijarme que pie pongo en el suelo de mi habitación primero al levantarme cada mañana.

Si pongo el pie derecho como es común en mi, mi día se torna bonito, muchas sonrisas, cero estrés, todo lo que he planeado ese día queda a la perfección; Por el contrario, cuando sin querer pongo el pie izquierdo en el suelo al levantarme en la mañana, todo me sale al revés, me coge tarde, el desayuno no me gusta, no tengo dinero, me deja el concho, llego tarde al trabajo, mucho trabajo y estrés, en fin, todo lo negativo que pueda pasar, ese día pasa.

Creo que esas son cosas que ya están en nuestra mente y que son difíciles de sacar, pero aún pensando yo que está solo en mi cerebro, sigo tratando de levantarme todos los días con el pie derecho para así pasar mi día feliz.