Centenares de fieles ortodoxos han acudido a una pequeña iglesia Sveti Dimitrije en Skopje, la capital de Macedonia. El hecho ocurrido se debe a que los milenarios iconos de la iglesia, han cambiado de color, se han ido aclarando como si fuera que han sido pulidos, han empezado a brillar sin explicación alguna, un fenómeno único y que no se había dado anteriormente. El hecho se atribuye según el sacerdote Domce Malinov a un milagro.

La iglesia es una más conocidas del país es también de las más visitadas y los iconos que la decoran no son ninguna novedad. Si no fuera porque, inexplicablemente, los iconos empezaron a brillar el pasado domingo. La ex república yugoslava de Macedonia es un país de unos dos millones de habitantes. Aproximadamente 80% de la población es de religión ortodoxa.

Todavía no se ha encontrado ninguna explicación de este suceso. Que opinas?

Via teinteresa.es , yahoo.compensandoencuriosidades.com