Nubes verdes cubrieron ayer la ciudad de Moscú, junto con una enorme cantidad de polvo del mismo lugar que cubrió calles y automóviles de la capital rusa, generando pánico entre la población. Rumores sobre un posible accidente de origen químico e incluso de teorías sobre la llegada del fin del mundo.

Los biólogos dicen que los árboles de abedul empezaron a florecer con la llegada del buen tiempo a la región, causando polen de color amarillo y verde, este polen para algunos es toxico para la gente que sufre de alergias y asma, y para otros solo produce incomodidad.

Lo curioso es que el extraño fenómeno natural coincidió con el 26º aniversario de la catástrofe de Chernóbil.

El video de las calles de Moscú, mostrando las misteriosas nubes:

Que les parece?

Via RT.comSp.ria.ru