Nos llena de mucho orgullo y satisfacción, luego de las elecciones presidenciales de este 2012, el saber que a pesar de todas las adversidades por la que está pasando nuestro país, aún existe la libertad de expresión y que la soberanía del pueblo, aún en la ignorancia del mismo, prevalece y se mantiene latente el sueño en rostros inocentes que aún en las adversidades, creen, luchan y desean una patria libre e independiente como la quisieron nuestros padres de la patria.

La fundación secreta LA TRINITARIA no ha desaparecido, esta en tí, en él, en mí, en el que estuvo y en los que estarán, en una isla que a pesar de toda la ineptitud, corrupción y nefastos “líderes políticos”, no deja de soñar, de sonreír y de brindar la calidad humana que nos distingue de los demás países latinoamericanos; no somos mejor que ningún país del mundo, tampoco somos el peor, pero si de algo estamos seguros es que a pesar de todo lo que se ha dicho, escrito, profesado, a pesar de todo, no es un secreto para nadie que hemos sido considerado el segundo país mas FELIZ DEL MUNDO.

Aún se puede lograr, aún se pueden hacer las cosas mejor, aún hay valores e ideales nobles de aquellos que al igual a Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sanchez, Ramón Matías Mella, Las Hermanas Mirabal, Pedro Mir, Juan Bosch, José Francisco Peña Gómez han querido hacer de República Dominicana una felicidad indeleble posicionada en el primer lugar del mundo, está en nosotros como nación, como país, como cultura, como sociedad, exigir más, decir con palabras concretas lo que nuestra Quisqueya merece.

Leonel Fernández, Hipolito Mejía, Danilo Medina no son Dioses inalcanzables de los que sólo escuchamos llevar consigo los mitos creados en su entorno…  Un Presidente es el empleado del pueblo, no está electo para gobernar sino más bien para obedecer, interferir por el bien común, para ser la Voz de un país, para cargar en sus hombros y representar con DIGNIDAD toda la historia, calidez y humildad con lo que se han forjado 500 años de historia.

Muchas veces hemos perdido la batalla mas no la guerra, quedarnos de brazos cruzados sin hacer nada, sin exigir o simplemente profesando una ideología política y no una ideología patriótica ha sido nuestro mayor error como nación.

Es hora de que los niños y jóvenes en las escuelas tengan la capacidad de hablar de asuntos políticos en pro a la nación, de que el nivel educativo sea constante y real, a la par de cualquier país de Europa, USA o Latinoamérica, que nuestros profesores y médicos sean mejores pagados y que al igual que las plazas médicas, las plazas para profesores sean concursadas y otorgadas a profesionales con la capacidad REAL para cambiar el futuro de nuestro país, porque de lo contrario al transcurrir los años habrá mucho más carencia de Ciudadanos calificados para representarnos con dignidad, y al ser los políticos del mañana, un país ignogrante seguirá siendo lo que es…. Un país gobernado por un grupito en donde la soberanía del pueblo muchas veces se ve obligada a ser vendida por 3 cheles gracias a la pobreza, el hambre, la falta de igualdad y la fuga de talentos.

La grandeza y futuro de una nación empiezan por los niños del hoy, ellos cambiarán el curso de nuestra historia como nación, ellos cambiarán el mañana…

Juan Pablo Duarte junto a otros grandes líderes formaron La Sociedad Secreta La Trinitaria, con ella lucharon y dieron sus vidas para formar República Dominicana. Ya está formada, ahora debemos luchar por ella…

por  Natanael Parra

Fotos:  foroelsalvador.blogia.com jaimecervantes.netfirms.com