“La pobreza no es una condición natural de los seres humanos, es una imposición artificial”

Están fueron las palabras del fundador del Banco Grammen, Muhammad Yunus es un banquero y economista y fue el ideólogo del tan exitoso y conocido concepto del microcrédito.

El microcrédito no es más que pequeños préstamos concedidos a personas humildes que no cuentan con la capacidad crediticia necesaria para solicitar un préstamo bancario tradicional.

Este conocido Economista fue el ganador del Premio Nobel de la Paz en el 2006 por sus grandiosos esfuerzos para incentivar el desarrollo económico y social desde la más extrema pobreza.

Un ejemplo vivo es el caso de Bangladesh, el cual es uno de los países más pobres y más poblados del mundo.  Este país adopto las medidas propuestas por Muhammad Yunus y proporciono micro-créditos solidarios sin garantía para que aquellos más pobres pudieran realizar una actividad  independiente y creativa. Gracias a esta iniciativa en Bangladesh fue creado de manera autónoma el segundo Banco Grammen, fundado por el mencionado Economista.

Si ha funcionado en varios países pobres del continente, ayudando a los de extrema pobreza salir de su situación de hambruna y desempleo estamos totalmente seguro que un modelo como el propuesto más arriba podría funcionar en nuestro  país vecino, con quien compartimos la isla que tenemos,  nuestro querido Haití.

“Los pobres son las personas bonsái. La sociedad no les ha permitido el suelo autentico. Si le permites el suelo legitimo, oportunidades reales, crecerán tan alto como los demás”

Fuente: Un Techo Para Mi País