Con un curioso slogan: Llego el que lo tiene grande, duro y caliente, y como forma de atraer clientes, el vendedor de pasteles en hoja,  recorre las playas de Bávaro ofertando su producto.

.

Muy creativo!