Hoy se cumplen 30 años de la muerte de Antonio Guzmán Presidente de República Dominicana, su período de gobierno solo duro dos años 1978-1982. Su causa de muerte fue un suicidio, aunque existen muchas leyendas políticas sobre la realidad de los hechos, pero dicen que sentía un fracaso en su gestión como gobernante. Guzmán era llano, “muy dominicano,” Gustador de la buena comida, de la buena bebida, de la amistad, de “entrar en confianza”.

Entre sus principales hechos:

  • La Ley de Amnistía, poniendo en libertad a centenares de presos políticos, y permitiendo el regreso de decenas de exiliados del régimen anterior.
  • Proceso de “despolitización” de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.
  • Su política económica la cual se enfocó en un incentivo al desarrollo agrícola, y la agroindustria.
  • Formo un gobierno de conservadores y liberales, muchos de ellos procedentes de otras carreras políticas diferentes a la suya.

Se caracterizó por mencionar con mucha frecuencia  las palabras “mi gobierno”, dando la idea de que no era de un partido, y sufrió el chasco de Charco Largo, en Azua, donde dio que habían encontrado petróleo, aunque luego resultó que no era de producción industrial.

A las 11:30 de la noche ya se encontraban en el ascensor y los militares avisados de que “la persona”, el “Águila uno” estaba a punto de salir cuando éste manifestó a Hernández que iría al baño. Entró y cerró por dentro, lo que nunca hacía. Tarda, José María le toca. Le responde que ya va pero minutos después se escucha una estremecedora detonación. Páez Piantini rompió el cristal de la puerta y encontró al Jefe de Estado en un sillón de barbería, ensangrentado, agonizante, con un tiro que entró a quemarropa por el lado izquierdo de su cara. Los militares lo cargaron y llevaron al hospital militar “Enrique Lithgow Ceara” donde expiró a las cinco de la madrugada del 4 de julio.

El primer anuncio de la muerte lo ofreció su hermano, el doctor José Leonor Guzmán Fernández quien participó en los afanes por salvarle la vida. Salió del quirófano con lágrimas en los ojos y despojándose de su bata de médico.

¿Por qué se suicidó Antonio Guzmán?

El cúmulo de inconvenientes y acusaciones que Antonio Guzmán supo manejar, sortear y superar, procurar ayuda sicológica profesional y vadear el fardo de contumelia y ludibrio que se arremolinaron en torno a su gobierno como una jauría luciferina.

Se dice que cuando el pueblo dominicano se  enteró que el hacendado de Santiago se había quitado la vida, ya el gobierno norteamericano  sabia  de la desgracia ocurrida  en el Palacio Nacional.

Otra versión de la tragedia de Don Antonio, como le llamaba la población, era que el presidente solía embriagarse,  y que con  la supuesta “juma” que se daba se la cogía con  preguntarle  a su esposa,  doña Renée Klang,  que si era verdad que él era el presidente de la República y la dama le contestaba que sí,  que era realmente el presidente.

A nosotros se nos antoja pensar que en los tiempos modernos, el presidente “más del pueblo” que tuvo el país, fue el señor Guzmán Fernández.