El deshielo en el Ártico fue el mayor de todos los tiempos: según los datos obtenidos por los satélites de la NASA, la superficie fue reducida a menor tamaño, jamas registrada desde hace 30 años, la superficie cubierta 3,439 millones kilómetros cuadrados la mínima registrada, cuando antiguamente alcanzo los 7,011,000 kilómetros cuadrados en el verano de 1980.

La animación muestra la combinación del deshielo (zona blanca) con las corrientes que suben desde las zonas de Siberia, Canadá y Alaska.

.

Via EcoMicrosiervos, [NASA Goddard Photo and Video]