Muchas veces nos encontramos con una serie que inicia y quedamos deslumbrados por su primera temporada, luego vemos como empieza a decaer y como a veces todo se convierte en un sin sentido. Esta es una recopilación de algunas de esas series que comenzaron bien y terminaron en el desastre.

Prison Break en su primera temporada deslumbro a todos, un drama intenso, inteligente y que capturaba la atención del espectador en el primer episodio. Originalmente estaba pautado para dos temporadas. En una los protagonistas escapaban de la cárcel y en la dos destruían la compañía y demostraban su inocencia al mundo. Pero como siempre sucede, debido al gran éxito de la histórica primera temporada el estudio les pidió que extendieran la serie a 4 temporadas. Esto hizo que de una magistral primera temporada y una segunda buena, la serie se convirtiera hasta en objeto de burla por los giros risibles que dieron con los personajes y las situaciones que a fuerza introdujeron en la trama. Llego un momento en el cual tenia la impresión que no sabían que hacer con los personajes que quedaban de las primeras temporadas. En fin la serie paso de increíble a risible.

 

HéroesLa primera temporada, la mayoría creíamos que nos encontrábamos ante una versión moderna de Avengers para TV. Con un toque metafísico y oscuro, héroes en su primera temporada prometía entregar una de las más espectaculares series de culto de todos los tiempos.Sin embargo veíamos avanzar los capítulos y la decepción iba en aumento. El héroe principal era un imbécil y no había signos de que se le despertara la inteligencia, el único que tenia sentido común era el villano y como tal acabo con medio elenco. Mi impresión fue que había tantas historias paralelas que no encontraron la manera de unirla. Por eso vimos que en la segunda y tercera temporada se comenzó a convertir en una telenovela mexicana cualquiera. Que el malo es hermano del bueno, que mi padre no es mi padre, que tengo una hermana gemela que no conocía… En fin, el desastre fue tan mayúsculo que ni siquiera pudieron darle fin a la serie.

Nip Tuck: Una serie que marco precedentes por lo irreverente y descarada en sus planteamientos. Mostraba el mundo de dos cirujanos plásticos y sus aventuras en el frívolo mundo de Los Ángeles y Hollywood. Tuvo una  primera, segunda y tercera temporadas estupendas, pero luego fue en declive hasta convertirse en una parodia de ella misma.

Esto es solo una parte de lo que continuaremos comentando de series que pudieron llegar a ser series de culto, pero en su afán de extenderlas los escritores perdieron el camino.