“Nada puede prepararte para lo siguiente. Este otoño, el infierno se desata”.

Con esta intrigante frase se define lo que será la nueva temporada de Dexter. (la séptima) que se estrena hoy 30 de septiembre de 2012 en las pantallas de Estados Unidos.

Una temporada que no será igual que las anteriores en el aspecto que no tendrá un gran villano central (como lo fue en anteriores entregas Trinity o el Asesino del Camión de Hielo)  sino que según los productores y escritores tendrá una historia central interesante donde también se ahondara en la relación de Dexter (Michael C. Hall)  y su hermana Debra (Jennifer Carpenter): “Habrá un microscopio en la relación entre Dexter y Deb. Con el tiempo se verá que esa relación va a evolucionar y cambiar”. Y es que, después de tanto tiempo en la ignorancia, es probable que la joven descubra el lado oscuro de su hermano, como ya comentó la actriz hace unas semanas.

Es importante recalcar que esta temporada supondrá el principio del fin ya que se tiene estipulado que el show llegue a su fin al arribar a la octava temporada.

El anuncio del fin de la serie por parte de una de sus productoras ejecutivas, Sara Colleton, en una entrevista a TV Guide, fue contundente: “Nosotros queríamos terminarla este año, pero la cadena nos convenció de que sería mejor hacerlo en dos años. De algún modo, es un final de serie en dos temporadas. Lo hemos planeado y sabemos dónde va a terminar.”

Así que ya saben:

El asesino serial favorito de América regresa… y promete darlo todo.